Fitosanidad

A la familia Curculionidae del Orden Coleoptera pertenecen una gran cantidad de especies dañinas para la agricultura. En Chile se conocen como burritos, capachitos, cabritos, marineritos, gorgojos cuyas larvas en el suelo y adultos en follaje consumen tejidos afectando la producción de las plantas afectadas.
Luis Sazo y Escama de San José:
La Escama de San José (Quadraspidiotus perniciosus) continúa provocando rechazos de fruta y daños en los huertos, especialmente en manzanas y ciruelas (hasta un 40%), también en otros frutales. La novedad es que hoy está afectando a huertos en producción de nogales, que se descontinúa la comercialización de algunos plaguicidas o se restringe su uso y que algunos productos han vuelto a registrarse
La presencia de la mosquita blanca del fresno o “MBF” (Siphoninus phyllireae, Hemiptera: Aleyrodidae) fue informada por primera vez en Chile a mediados de la década de 1990, asociada a fresnos, en la región Metropolitana y luego en otras regiones de la zona central.
Para un mejor desarrollo de raíces
En Chile y Perú, los nemátodos fitoparásitos causan graves daños a las raíces de la vid y provocan pérdidas productivas y acortan su vida útil. Lo increíble es que en algunas zonas agrícolas todavía no se considera su impacto.
A la ya comprobada capacidad del fosfito de activar mecanismos de defensa de las plantas -resistencia sistémica adquirida (SAR)-, contra hongos del grupo de los Oomycetes se han sumado reportes de que además actúan de forma directa sobre diversos hongos de importancia agrícola.
Marcus Meadows-Smith, CEO de Agraquest, nos ofreció una visión panorámica del futuro de la industria de los biopesticidas. Basado en el éxito de su empresa y de sus alianzas con grandes actores de la industria, Meadows-Smith es una autoridad mundial graficar el gran futuro que espera a estos productos. Según sus propias estimaciones, esta industria puede pasar de los actuales US$2.000 millones a US$25.500 millones en 10 años.
La especie más importante de Trips en Chile corresponde al “Trips de California”, Frankliniella occidentalis, introducido al país en 1995.
Dr. Renato Ripa del CEA:
El Manejo Integrado de Plagas (MIP) utiliza diferentes herramientas, entre otras el Control Biológico. El entomólogo Dr. Renato Ripa explica que un programa MIP debe costar -a lo más- igual a un programa tradicional y que las claves del éxito están en capacitar, monitorear y en tomar decisiones racionales de aplicación, ojala de productos químicos ‘más verdes’. Además advierte que la aplicación de agroquímicos es una de las labores que peor se realizan en Chile.
El Control Biológico es una herramienta validada para el control de plagas en la agricultura de exportación, que puede ser utilizada solo o con la ayuda de los plaguicidas u otras técnicas, dependiendo de la presión de la plaga, umbral económico y fechas de cosechas, entre otros.
Distribuir contenido