Reportajes . ...
Comparte
Herramienta de biocontrol

La técnica de insectos estériles con que Chile controla la mosca de la fruta

Esta técnica de control biológico se utilizó en Chile por primera vez en 1987, y en 1995 el país se declaró como libre de la mosca de la fruta, clave para la exportación frutícola a los diversos mercados internacionales.

03 de Junio 2024 Equipo Redagrícola
La técnica de insectos estériles con que Chile controla la mosca de la fruta

Son varios los protocolos que tiene cada país para mantenerse libre de plagas de interés agrícola. Ya sea mediante agroquímicos, manejo integrado de plagas, o estrategias de control biológico, y dependiendo de lo que se busque tratar, es que se diseñan y planifican los manejos para cada región. 

La posición de Chile como país agroexportador a nivel mundial depende en gran medida de los manejos que se hacen de los productos agrícolas, donde el control de plagas y enfermedades toma un rol preponderante. Dentro de las herramientas biológicas disponibles, la técnica de insectos estériles (TIE) es una forma preventiva, amigable con el medio ambiente, que se usa para controlar y erradicar diversas plagas, como la mosca de la fruta.

Se usa en Chile y otros países del mundo, como EEUU, Australia y Japón, y destaca por su alto nivel de eficiencia. Según el Organismo Internacional de Energía Atómica (IAEA por sus siglas en inglés), esta técnica implica la cría en masa y la esterilización por medio de la radiación de los insectos causantes de una plaga.

OCHO MILLONES DE PUPAS A LA SEMANA

En Mendoza, en el Departamento de Santa Rosa, Argentina, está ubicado el Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria (ISCAMEN), desde donde salen cerca de 8 millones de pupas cada semana.

La esterilización induce a través de los efectos de la irradiación sobre las células reproductoras de los insectos. Como las hembras colocan los huevos en la fruta sana, el control se realiza con los machos estériles. La tecnología ocupada en ISCAMEN, permite separar los ejemplares por sexo cuando los insectos son huevos y antes de la irradiación, lo que hace que la técnica sea más eficaz, ya que sólo se crían machos.

Las pupas luego se envasan en bolsas plásticas, se irradian y se embalan en cajas de plumavit, con elementos refrigerantes que regulan o mantiene una temperatura baja necesaria para retardar su proceso de maduración.

USADA EN CHILE POR PRIMERA VEZ EN 1987

Esta técnica de control biológico, también conocida como autocida, se utilizó en Chile por primera vez en 1987, en el proceso de erradicación de la plaga en Arica, donde en ese entonces se realizaron pruebas TIE con insectos provenientes de Hawai.

En 1993 comenzó la liberación con insectos producidos en Chile, y dos años más tarde, Chile se declaró como país libre de moscas de la fruta, lo que marcó un hito de importancia económica a nivel mundial. Para 2020, se estableció la TIE como programa permanente de liberación preventiva para el control y erradicación de la mosca de la fruta en la Región Metropolitana.

EVITAR LA REPRODUCCIÓN DE LA PLAGA

En Chile, el SAG es la autoridad que lidera las acciones de prevención, control y erradicación de la plaga. Funcionarios de la entidad instalan bolsas de papel kraft en los árboles, por rutas predeterminadas, que en su interior contienen moscas ya emergidas y pupas irradiadas, teñidas con un polvo fluorescente.

Las bolsas también contienen un papel almibarado hecho con agua, azúcar y agar, una especie de gelatina calórica, que permite que las moscas se alimenten e hidraten por cerca de seis días. Una vez que alcanzan su estado de madurez, están listos para salir al medio ambiente.

El método de reproducción es a través de la abrumación; cuando se liberan los ejemplares de la bolsa de papel, la hembra se encuentra rodeada de mayor cantidad de machos estériles, y al ser ella la que elige con cuál copular, las probabilidades de elección de uno silvestre y fértil son menores.

De esta forma, los machos estériles copulan con las hembras fértiles, normalmente sólo una vez, momento en el que el macho transfiere sus espermios irradiados a la hembra, los que son incapaces de fecundar los huevos, por lo que la mosca no se reproduce.

UN VIAJE DE 196 KILÓMETROS

Dos veces a la semana, Angélica Ávila, encargada de Crianza de pupas del SAG RM, se traslada hasta la Aduana del Aeropuerto Arturo Merino Benítez para buscar las cajas con 4 millones de pupas. Se trata de un viaje de 196 kilómetros desde Argentina, donde las pupas pasan los controles aduaneros hasta llegar a Santiago.

La funcionaria traslada las cajas, que traen una etiqueta con el mensaje “seres vivos, pupas mosca del mediterráneo, tratar con cuidado” en letras rojas, y en las dependencias del SAG determinan la temperatura y peso. Tras esto, se muestrea el lote para realizar controles de calidad y verificar su capacidad de vuelo y resistencia frente a las condiciones ambientales locales.

Como la TIE es un método respetuoso con el medio ambiente, se reduce la cantidad de químicos que se aplican en el control de plagas. Además, el control preventivo minimiza el riesgo de multiplicación y sobrevivencia de aquellas moscas fértiles que pudieran ingresar al país.

SANIDAD FRUTÍCOLA NACIONAL

Esta técnica, en conjunto con otras labores que realiza el SAG, permiten que Chile mantenga la condición de sanidad frutícola nacional, fundamental para exportar frutas a mercados internacionales y no incurrir en restricciones. Según las estadísticas del SAG, en términos del plan preventivo, el uso de la TIE permitió que no se desarrollaron brotes en el área de liberación preventiva, que abarca unas 5.000 hectáreas en Santiago, durante el año pasado.

“La técnica del insecto estéril es una forma regular de prevención, mitigación y control de la plaga, la que permite que se desarrollen las actividades agrícolas en el país. Esto es muy importante ya que de ella depende el empleo de muchos chilenos, por lo que una vez detectada la plaga se debe controlar y erradicar lo más rápido posible, para seguir manteniendo el estándar de país libre de la mosca de la fruta”, señala Claudio Ternicier, director regional del Servicio Agrícola y Ganadero de la RM.

Suscríbete a nuestro

Newsletter

newsletter

Lo Más Leído

NEWSLETTER

Gracias por registrar tu correo

Registrate

* indicates required
Newsletters