Publi-Reportajes . ...
Gowan

Bachumus Eco: las huellas de una herramienta con distintos beneficios

En la completa línea de bioestimulación de Gowan, Bachumus Eco es la demostración del éxito de una nueva mirada que ya no solo observa la parte aérea de las plantas, sino que involucra el suelo, las raíces, las relaciones químicas y biológicas. Gracias a un alto avance tecnológico en su formulación única, sus efectos se ven reflejados en la condición de las plantas, en la calidad, calibres y rendimientos de los frutos. Tres destacados especialistas, Thomas Fichet, Carlos Sierra y Juan Hirzel, dan cuenta de los resultados de sus ensayos con este producto.

11 de Septiembre 2023 -
Bachumus Eco: las huellas de una herramienta con distintos beneficios

Efectos y resultados de Bachumus Eco como parte de un manejo de regeneración de suelos.

Bachumus Eco entrega múltiples beneficios, en el cual a grandes rasgos pueden distinguirse cuatro efectos: aumento de la producción de raíces finas absorbentes, nutrición equilibrada de la planta, mejoramiento de la microbiología de suelo y bioestimulación que aumenta calidad, calibres y rendimientos.

Se trata de uno de los productos más afianzados en el nicho de la bioestimulación al suelo, con alrededor de 15 años en el mercado nacional. Actualmente es representado exclusivamente por Gowan, compañía global de insumos agrícolas.

“Se tiende a comparar Bachumus Eco con enmiendas derivadas de carbono fosilizado -como la leonardita-“, comenta Rodolfo Zepeda, line manager de la empresa–, pero ese es solo uno de sus beneficios. También se lo compara con prebióticos, porque contiene sustancias húmicas y fúlvicas. Pero en realidad se trata de un producto completo, con varios efectos y es por eso que no tiene competidores capaces de hacer lo mismo”.

–¿Cómo se explica su múltiple acción?

“Se obtiene a partir de material vegetal, no en un proceso de extracción ni de concentración, sino de fermentación, el cual toma 6 a 8 meses, bajo una presión y temperatura controlada –detalla Diego Hernández, technical development manager de Gowan–. Se le agregan microorganismos seleccionados, los que se suman a fracciones húmicas y fúlvicas, y materia orgánica lábil. Esta última se diferencia de la humificada porque es ‘comestible’ tanto por los microorganismos como por la planta. Contiene asimismo cantidades pequeñas de macro y micronutrientes, pero acompañadas de aminoácidos y azúcares”.

Bachumus Eco vino a cambiar el paradigma de que un producto resuelve un solo problema, o que un solo producto sirve en un solo momento, agrega Hernández, reforzando el concepto de la bioestimulación permanente: “plantas activas son plantas bioestimulables”.

Gracias a su origen natural se encuentra certificado orgánico. Bachumus Eco, a diferencia de otros insumos –gracias a un desarrollo tecnológico que nadie ha podido emular– permite ser almacenado por lo menos dos años sin necesidad de refrigeración.

INTENSA Y EXITOSA EVALUACIÓN POR MÁS DE UNA DÉCADA

Es importante considerar que productos de alto avance tecnológico, como Bachumus Eco, requieren de cierta tecnología para su aplicación. Su formulación líquida y composición química hacen necesaria su inyección a través de un sistema de riego presurizado, de modo de garantizar una correcta distribución en el sistema de raíces.

En términos de know how, es importante considerar aspectos como el tipo de suelo, la especie, el periodo fenológico y los objetivos perseguidos para determinar dosis, momento y frecuencia de utilización. Gowan cuenta con un equipo de apoyo de siete zonales, dos gerentes de línea y dos desarrollistas del mercado técnico, siempre dispuestos a prestar soporte.

En más de una década de estudios, sus evaluaciones superan las 60 “entre desarrollos y demos”, destaca Rodolfo Zepeda, desde Atacama a Los Lagos. Han abarcado especies tan diversas como uva de mesa, uva vinífera, cítricos, arándano, cerezo, avellano y palto.

Inicialmente se centraron bastante en las aplicaciones durante los peak de raíces –complementa Diego Hernández– para ayudar a la división celular y posterior llenado de frutos, apuntando a calibre y condición.

“Hace un par de años –continúa el encargado de desarrollo tecnológico– empezamos a probarlo en otros momentos, para otros usos. Descubrimos que es una excelente herramienta para sacar a las plantas de estrés severo por sequía. También resulta una gran opción para enfrentar el estrés térmico en postcosecha, logrando mejor inducción y diferenciación de yemas”.

Una muestra de ensayos recientes se entrega a continuación. Se llevaron a cabo en campos de manejo convencional y también bajo condiciones experimentales controladas. Estuvieron a cargo de destacados especialistas, quienes sintetizan los resultados en sus propias palabras.

JUAN HIRZEL SOBRE CEREZO Y ARÁNDANO: DESARROLLO DE LAS PLANTAS Y AUMENTO DEL RENDIMIENTO

El Dr. Juan Hirzel ha realizado ensayos de Bachumus Eco en cerezo en condiciones experimentales controladas, con grandes macetas que permiten medir el crecimiento aéreo y de la raíz.

“Se comprobó un incremento en la producción de hojas –indica– y también un aumento del volumen de raíces, lo cual deja en evidencia que la aplicación de este producto promueve el desarrollo de las plantas. Obviamente llevado a condición de campo se debiera a traducir en plantas de mayor potencial de rendimiento por su mayor área foliar y mayor producción de madera y de raíz. Además hubo un aumento leve sobre la juvenilidad de la planta, prolongando su periodo fenológico de desarrollo, y eso se traduce en que pasa mayor tiempo trabajando y haciendo fotosíntesis”.

Dr. Juan Hirzel.

En arándanos evaluó durante tres temporadas consecutivas los efectos en un huerto comercial de Legacy en condición de arena, limitante para el desarrollo del frutal.

“El principal resultado –destaca– fue un incremento en tamaño de las plantas y un aumento del rendimiento en un 10% respecto de los controles sin la aplicación de Bachumus Eco”.

El especialista recomienda el uso del producto “cada vez que tengamos suelos con limitaciones o ambientes productivos con limitaciones. Por ejemplo, puedes tener un suelo de muy buena calidad, pero con una condición climática desfavorable donde eso se traduce en un estrés”.

CARLOS SIERRA: CLAROS EFECTOS EN UVA DE MESA, CÍTRICOS Y PALTO

El ingeniero agrónomo M.Sc. Carlos Sierra, consultor internacional, describe así el producto:

“Es una enmienda orgánica que se diferencia de otras, como los llamados ácidos húmicos tradicionales, por los microorganismos con los que se formula, los cuales son muy benéficos. Permite activar y potenciar la zona rizosférica e incrementar la actividad microbiológica del suelo por efecto de la biomasa microbiana incorporada y también por los compuestos carbonados solubles de bajo peso molecular aportados. Todo esto promueve la activación de la microflora nativa del suelo y además permiten mantener activos los microorganismos”.

M.Sc. Carlos Sierra.

El experto llevó a cabo ensayos de campo utilizándolo en diversas especies frutales:

“En uva de mesa y en cítricos –señala– se pudo observar un claro efecto sobre el calibre de la fruta cosechada, y en palto un mejor nivel nutricional de los árboles, respecto de tratamientos testigos. Ello se explica porque su aplicación permitió incrementar la formación de raíces finas, por lo tanto esto favoreció una mayor exploración del suelo y se logró así una mejor nutrición del frutal en el tiempo. Por otra parte, mediciones de la actividad enzimática de la fosfatasa ácida, deshidrogenasa y B-glucosidasa del suelo fue significativamente mayor al aplicar Bachumus. Este es un claro indicador de la mayor actividad microbiológica del suelo”.

THOMAS FICHET: DISMINUCIÓN DEL ESTRÉS ANTE RESTRICCIONES HÍDRICAS

El académico de la Universidad de Chile, Dr. Thomas Fichet, evaluó el uso de Bachumus Eco en palto sometido a estrés hídrico en dos períodos: cuaja, en diciembre, y a fines de febrero-inicios de marzo. Son momentos en que el déficit de agua puede inducir mayor caída o abscisión de frutos, en detrimento de la productividad, según precisa. El estudio, se efectuó en un huerto de palto Hass de 3 a 4 años en Peumo, desde el inicio de los tratamientos en octubre de 2020 hasta la postcosecha de la temporada 2021. Se aplicó la recomendación de Gowan, 20 L/ha iniciales y luego aplicaciones semanales hasta completar 60 L/ha. Se compararon sectores con riego normal con y sin Bachumus Eco y sectores con déficit hídrico con y sin Bachumus. El estrés hídrico se determinó midiendo el potencial xilemático, volviendo a dar el riego cuando se llegaba a -1 megapascales.

Dr. Thomas Fichet.
Dr. Thomas Fichet.

“Uno de los aspectos más positivos –resalta Fichet– es que aumentó la humedad aprovechable en los distintos perfiles del suelo. Los paltos sometidos a estrés quedaban con mayor disponibilidad de agua en el suelo producto del Bachumus, lo cual se determinó a los 75 días y a los 180 días. Hubo un aumento de alrededor de 15 g/fruto en peso promedio y un aumento en la producción por árbol de unos 5 kg/árbol, comparando árboles con estrés con y sin aplicación. En postcosecha después de 30 días de almacenamiento en frío, los frutos con déficit hídrico tenían mayor firmeza de pulpa (6 libras) que los testigos sequía (4 libras)”.

En conclusión, la utilización de 60 L de Bachumus/ha aplicado al suelo generó una mejor condición física del suelo, promoviendo una menor resistencia mecánica (suelo menos compactado), mayor estabilidad del suelo y una mayor disponibilidad de agua. Eso redunda en menor estrés para la planta en caso de restricciones hídricas.

 

Suscríbete a nuestro

Newsletter

newsletter

Lo Más Leído

NEWSLETTER

Gracias por registrar tu correo

Registrate

* indicates required
Newsletters