Productos en base a calcio: Vida sana para una antigua estrella

¡Debería hablarse incluso de cuarta o quinta vida! La primera vida del calcio comenzó en negativo, al mismo tiempo que la agricultura, con los granjeros descubriendo la correlación entre suelos calcáreos y el amarilleamiento de las hojas. Luego vino la nota positiva, cuando descubrieron que al calcificar los suelos obtenían mejores rendimientos. Sin embargo, esto no ayudó a que el calcio fuera reconocido como un importante nutriente para la planta, sino sólo “algo para mejorar el suelo”.

Artículo publicado en la revista especializada New Ag International

 

Le siguió el período en que fue definido como “nutriente secundario”, tal como eran -pero ya no- el magnesio y el azufre. Cuando Yara -bajo el nombre Norsk Hydro en ese entonces- comenzó a producir nitrato de calcio en Noruega en 1905, este producto se ofrecía como el primer fertilizante químico nitrogenado de la historia… Pero los tiempos han cambiado. Hoy en día no sólo se conoce el rol del calcio como nutriente para la planta y el nitrato de calcio sigue siendo la referencia en fertilizantes de calcio, sino que además el número de productos que se ofrecen en el mundo, en base a nitrato de calcio, cloruro de calcio, carbonato de calcio y otras fuentes de calcio, va por la centena y se ha ido multiplicando desde nuestros primeros informes (2001 y 2008): a campo abierto, fertirrigación, aplicaciones foliares, tratamiento de semillas, en polvo, granulado, en comprimidos, líquidos, suspensiones, hojuelas, etc…La novedad en parte está en las tecnologías que se agregan para hacer que el calcio penetre y se desplace por la planta así como la mezcla entre el calcio y otros elementos, especialmente boro. ¿Es tan grande la competencia en el mercado del calcio como son los desórdenes nutricionales que genera en los cultivos? New Ag International entrevistó a más de 40 proveedores en todo el mundo para entregarles el siguiente informe.

CALCIO, ¿EL NUTRIENTE OLVIDADO? 

Ciertamente, ya no. El mercado para los productos de calcio ha crecido tremendamente en muchos suelos y cultivos, en particular frutas y hortalizas. No se sabe de muchos lugares en el mundo donde los agricultores que utilizan técnicas de agricultura intensiva puedan vivir sin emplear algo de calcio. Por lo mismo, el mercado se desarrolla principalmente en los sistemas de cultivos intensivos y protegidos a través de aplicaciones foliares y por fertirriego, pese a que en sus inicios se aplicaba solo en cultivos al aire libre. 

El temor a los síntomas visuales en las hojas o frutos (auque los síntomas de la deficiencia de calcio no siempre son tan claros como los que se observan por déficit de otros nutrientes), y la clara evidencia de estrés vegetativo le ganaron la batalla a los padecimientos del suelo y las raíces. Pero quien piense que rociando calcio resuelve todo el problema se equivoca: dada la incapacidad de la planta para movilizar calcio por el floema hacia los tejidos meristemáticos y nuevos puntos de crecimiento, las aplicaciones foliares constituyen un valioso complemento al calcio suministrado al suelo. Pero para mantener las raíces fuertes, debe haber calcio disponible en la solución del suelo. ¡Y esto no hay que darlo por supuesto! La cantidad de calcio en el suelo varía bastante, dependiendo de su origen y de las prácticas culturales. A veces, la cantidad de calcio disponible en la solución del suelo puede ser muy baja, aún si el contenido total de calcio es alto. La razón es simple: a menudo el calcio se encuentra en el suelo como componente de sales con muy baja solubilidad (por ejemplo: sulfato de calcio y carbonato de calcio). Esto explica por qué los cultivos pueden sufrir de deficiencia de calcio aún en suelos calcáreos. 

LA BASE PARA PLANTAS FUERTES Y SANAS 

La importancia del calcio en la fisiología de la planta se había omitido durante muchos años. Siempre se pensó en como el calcio aprisionaba otros nutrientes en el suelo (en un pH alto, por ejemplo, la absorción de la mayor parte de los micronutrientes es reducida). Pero no se puso mucho énfasis en la necesidad de la planta de asimilar calcio en sus células para fortalecerse y resistir el estrés y las enfermedades. Ni menos se pensó en el rol del calcio como “segundo mensajero” en la actividad hormonal.  

El calcio es clave para tener plantas resistentes y sanas. Los frutos, hojas, tallos, raíces y tubérculos necesitan calcio para tener un crecimiento y desarrollo saludables. Y esto es válido también para los seres humanos. Sabemos que obtenemos nuestro calcio de lo que comemos y bebemos, por lo mismo es importante asegurar una cantidad adecuada en nuestra dieta de frutas y vegetales. ¡Y ahí es donde empieza el problema! 

PARA LLEVAR SUFICIENTE CALCIO A LOS TEJIDOS LA PLANTA DEBE TRANSPIRAR

El problema se inicia al identificar si una planta presenta o no deficiencia de calcio. Como ya se ha señalado, no hay síntomas visuales claros. Y el análisis foliar es un indicador insuficiente dado que el calcio seguirá acumulándose en las hojas que transpiran porque no es móvil en el floema. En efecto, el calcio se absorbe en forma pasiva a través del flujo de la transpiración. Los órganos que transpiran poco como manzanas, tomates o el fruto del pimiento, pero también los tubérculos de papa, las hojas interiores de la lechuga, etc… acaban con poco calcio. Y esta situación se puede agudizar cuando las hojas, a una tasa alta de transpiración, pueden sacar el agua (y el calcio que contiene) no sólo de las raíces, sino también de estos órganos con bajos niveles transpirativos, lo que al final aumenta el riesgo de deficiencia de calcio.  

Controlar la transpiración y los movimientos del agua en la planta no es nada  fácil. Pero la naturaleza provee algunos “trucos”, por ejemplo hay cultivos que aumentan la presión en la raíz, lo que se conoce como gutación, y cuando no están transpirando (p. ej. de noche o en condiciones de alta hidratación), empujan agua y nutrientes a través de la planta hasta las hojas. Las gotitas del excedente de agua pueden verse en el borde de las hojas. La gutación es una manera efectiva de proporcionar calcio a los órganos con bajo nivel de transpiración. Es lo que los productores de coles chinas se proponen cuando cubren los cultivos por la noche para crear un ambiente casi 100% húmedo.  

UN DELICADO EQUILIBRIO CON OTROS NUTRIENTES 

Con el desarrollo de la fertirrigación y la búsqueda de rendimientos más altos y de productos de mayor calidad, la necesidad de un programa de fertilización equilibrado se hizo más evidente. Más allá del problema de aportar una cantidad adecuada de nutrientes a la planta, el gran tema es tener en cuenta las relaciones positivas y negativas entre los nutrientes, área en que el calcio no es fácil de manejar. Es imposible entender el calcio sin el nitrógeno, ya que este último influye en que el calcio sea bien absorbido por las raíces y llevado posteriormente al resto de la planta. A nivel de la raíz, los cationes (y en especial el amonio) compiten entre ellos por la absorción. En otras palabras, demasiado amonio, magnesio, potasio (y por supuesto sodio) en la solución del suelo disminuirán la absorción de calcio. Por otro lado, una absorción de nitrógeno nítrico demasiado elevada no sólo estimulará un excesivo crecimiento vegetativo sino que también creará una potencial deficiencia en la absorción de cationes por las hojas, lo que acentuará particularmente el riesgo de una deficiencia de calcio en las nuevas áreas de crecimiento (no olvidemos que el calcio no se redistribuye desde los tejidos u órganos ya asentados a los nuevos que van creciendo).

ELEGIR EL PRODUCTO: EL PRINCIPIO ES SENCILLO NO ASÍ LA SOLUCIÓN 

Para hacer las cosas más complejas aún, no hay que olvidar que la investigación ha demostrado también que para que el calcio sea más efectivo necesita boro (el que desafortunadamente tampoco es móvil en el floema). Dado que varios agrónomos tienen aprensiones (en ocasiones acertadas) respecto a la toxicidad del boro, no es poco frecuente ver que el calcio está siendo subutilizado por la planta debido a la falta de boro. Sin embargo, la especial relación entre ambos nutrientes también explica por qué un número creciente de productos (para aplicación foliar y en el suelo) reúnen boro y calcio. Esta tendencia se inició a mediado de los 2000 y se ha reforzado desde entonces. 

Otro aspecto es que un número creciente de productos incorpora magnesio, micronutrientes, etc. Aunque la tendencia ha disminuido un poco desde 2008, una mirada crítica a la composición de ciertos productos muestra que al momento de diseñarlo, el objetivo de diferenciar el producto en el mercado puede haber constituido una motivación mayor que la eficiencia agronómica.  

La nutrición cálcica es un tema que quizás nunca tenga solución simple. Pero existe un sencillo principio que debería guiar a aquellos que toman decisiones: debe haber calcio disponible en la solución del suelo y a la vez hay que aplicar calcio en las hojas. Debido a los problemas de disponibilidad de calcio en el suelo y de la distribución a la planta, los productores necesitan aprender que para mejorar la calidad necesitan tanto de calcio soluble en la zona de la raíz como calcio foliar aplicado a la partes de crecimiento reciente, como son flores y frutos. El resto es asunto de observar el suelo, hacer análisis del agua de riego, determinar las expectativas de rendimiento, metas de calidad agroindustrial, razón costo/precio de los productos ofrecidos para un fin específico, etc… El mercado para los productos de calcio está creciendo en varias áreas, algunas de ellas relativamente nuevas, por ej. pulverización de árboles y de troncos de vid en períodos de receso invernal, o llevar calcio a suelos salinos. 

UN MERCADO DOMINADO POR EL NITRATO DE CALCIO 

Mientras los agricultores y agrónomos reconocen la necesidad de calcio, especialmente para las hortalizas y frutales cultivados con riego por goteo, el nitrato de calcio se ha transformado en la fuente de calcio más usada por su solubilidad. La mayor parte de la capacidad de producción mundial está en manos de la noruega Yara. La compañía comenzó a producir este fertilizante en 1905 y desde entonces ha sido parte esencial de su cartera. En la actualidad la compañía informa de una capacidad total de producción de 1,4 millones de TM de nitrato de calcio seco y líquido, incluyendo la capacidad de 100.000 TM de ABOCOL en Cartagena (Colombia), una compañía adquirida por Yara en 2014 (parte de la adquisición de OFD Holding Inc). La empresa anunció recientemente una próxima expansión de 250.000 TM (grado para invernaderos y campo abierto). Otros productores importantes de nitrato de calcio (tanto para aplicaciones en invernaderos y al aire libre) en los mercados internacionales son ADP (Adubos Do Portugal) y por supuesto varios fabricantes de China. Por ejemplo, Hebei Monband, el principal productor chino de fertilizantes solubles en agua (con más de 100.000 TM de capacidad) y decenas de otros como New China Chemicals, Shanxi Jiaocheng y varios en la provincia de Shanxi. Entre los productores más pequeños, a menudo con procesos propios de fabricación patentados, se cuentan: ADOB (Polonia), que también produce en formato líquido; ADIPOL (Polonia), que produce sólo líquido para invernadero; Lovochemie (República Checa) produce sólo para campo pero ha estado desarrollando una especialidad de líquido, Fertikal, para aplicación foliar; y Omnia en Sudáfrica. En general, la mayoría de los pequeños fabricantes en Europa y China también producen nitrato de potasio y/o una serie de otros productos en base a nitrato. 

UNA SERIE DE PRODUCTOS NUEVOS GANAN PARTICIPACIÓN DE MERCADO

El nitrato de calcio y sus derivados en forma líquida son hasta ahora los principales productos en los 80-90 países del mundo con mercado de calcio. Sin embargo, no son los únicos y nunca lo han sido, sobre todo desde que el mercado foliar comenzó a desarrollarse. Aquellos proveedores que han elegido otra ruta que el nitrato de calcio argumentan que “el problema es que la mayor parte de los cultivos hortícolas padecen de exceso de nitrato. Entonces, mientras el calcio soluble ayuda, el nitrato reduce los beneficios al llevar el calcio hacia las hojas que transpiran agregando más nitrato, lo que estimula el excesivo crecimiento vegetativo”. 

Otro argumento desarrollado por varios proveedores es que ya hay suficiente nitrato en el sistema, y que otros productos son por lo menos tan eficientes o incluso más, y que un creciente número de agricultores son “conscientes del medio ambiente”. Por esto, un gran número de productos proporciona calcio altamente soluble sin el nitrógeno nítrico, y este es también un mercado de rápido crecimiento. El cuadro recoge una lista de los productos más conocidos y comercializados. Algunos son recursos directamente inorgánicos, como un grado técnico de cloruro de calcio o incluso carbonato. Otros son quelatados o son complejados con quelatos sintéticos (EDTA en general) o con complejantes orgánicos como lignosulfonatos, aminoácidos, azúcar-alcoholes, etc. La mayoría de ellos viene en forma líquida; la mitad se usa como spray para las hojas y la otra mitad para aplicaciones foliares y fertirriego. Es raro encontrar productos para el tratamiento de semillas.  

Otra área que está creciendo es la aplicación de calcio a árboles frutales durante el período de letargo. Formular productos que puedan ser absorbidos por el tronco es muy importante para ayudar a los árboles y vides a mejorar la calidad y crecimiento de los brotes. Con el desarrollo del mercado orgánico, la mayoría de los  fabricantes está tratando de llevar al mercado productos con certificación orgánica, etiqueta que no está garantizada para el nitrato de calcio.  

POR UN LADO EFECTO PRECIO Y POR OTRO INNOVACIÓN 

El calcio se ha considerado por largo tiempo la base para tener plantas fuertes y sanas. Gracias a la promoción realizada por productores líderes los productos de calcio se han convertido en la piedra angular en la fertilización de especialidad y del mercado de los productos foliares. La tendencia continuará, así como la competencia entre los proveedores de productos “alternativos” para convencer a los agricultores de que no se trata sólo de precio, sino que además sus productos son mejores.  

Entre los proveedores encuestados, un poco más del 50% pensaba que el mercado está condicionado por los precios (un pequeño incremento en relación a la encuesta 2008) y esto incluye a varios fabricantes de nitrato de calcio que han desarrollado también productos alternativos. En la actualidad, el nitrato de calcio es considerado un commodity por muchos actores del mercado; pero uno debe reconocer que sigue teniendo un rol clave en los programas nutricionales. Algunos productores secundarios de nitrato de calcio admiten que éste constituye solo una estrategia de mercado para vender otros productos de mayor valor agregado.  

Como ya se señaló, puede que la nutrición cálcica nunca tenga una solución simple. Debe haber calcio en la solución del suelo y a la vez hay que aplicar calcio foliar. El mercado foliar, de aplicaciones en seco y de fertigación seguirán creciendo juntos. Gane o no dinero con los productos de calcio, no hay ningún fabricante de productos de nutrición de especialidad que pueda permitirse no tener al menos dos productos de calcio en su cartera.