Reporte de Fruit Logistica 2016. El comercio on line de frutas se viraliza

Además de que es una feria que sigue batiendo récords, en Fruit Logistica la palabra innovación es una marca registrada. Pero no sólo de productos, maquinarias o servicios, porque aquí se pueden conocer las últimas tendencias en el negocio hortofrutícola. Este año se confirmó la preocupación por el cambio climático y su rol en la producción de frutas y hortalizas así como que la sostenibilidad no es un asunto trivial. Pero quizás lo que más sorprendió es que el comercio ‘on line’ se viene imponiendo en EE UU, Europa y China; un modelo de negocio que empezó tímidamente, pero que ha ganado en adeptos, sin importar si se trata de nuevas o viejas generaciones de consumidores. Aquí lo esencial es apostar por la calidad, por la rapidez y porque los productos lleguen en buenas condiciones. En caso contrario, habrá un ejército de consumidores enfurecidos dispuestos a tomar fotografías del producto en cuestión para subirla lo más rápido posible a una red social y mostrar así su descontento.

Por Rodrigo Pizarro Yáñez, desde Berlín.

 

Veintitrés años estuvo Michael Boässom produciendo melones, yucas y alcachofas en Costa Rica y en todo ese tiempo siempre tuvo la misma incerteza a medida que se iba cosechando. “Cómo podemos encontrar un buen comprador para nuestra producción”, era algo que él y su socio se preguntaban todos los años. “Eso no sólo nos pasaba a nosotros, sino a cualquiera que se dedicaba y se dedica a esta actividad”, cuenta. Pero eso se acabó. Se acabó porque terminó su sociedad en el país centroamericano, aunque tenía una idea que le rondaba en la cabeza, que comenzó a madurar con un viejo amigo de la infancia. 

“Para mí, buscar un comprador era una tarea estresante y lo mismo para un comprador cuando necesita una determinada fruta u hortaliza. Por eso se nos ocurrió la idea de crear una plataforma en Internet donde se pudiesen conectar productores con compradores, sin intermediarios”, explica. Así nació Click4fruit, como una plataforma en Internet para que el agricultor pueda presentar sus productos, mientras que el comprador aquí puede buscar fácilmente lo que necesita. Y el mejor lugar para presentarla al mundo era Fruit Logistica.

Tras los contactos hechos Berlín parece ser que esta idea podría transformarse en un negocio exitoso. Aunque es muy pronto para decirlo, siempre que se tiene delante un modelo revolucionario a sus promotores se les trata de visionarios y lo siguiente es preguntarles por el futuro, pero Boässon es cauto, “vamos a ir paso a paso”, dice. 

ASOEX CELEBRA SU 80º ANIVERSARIO EN BERLÍN

Quien no va paso a paso es Chile, que una vez más acudió a la cita en pleno, reforzando la presencia en un mercado al cual se exportaron US$810 millones la pasada temporada. Y lo hizo, como de costumbre, con cada uno de los comités: cítricos, kiwis y arándanos. Estos últimos siguen confirmando el liderazgo de Chile en la exportación mundial y, aunque Europa ha perdido un poco de presencia, los esfuerzos están encaminados en abrir nuevos mercados como Francia e Irlanda, donde se han hecho campañas de promoción, sin descuidar a los grandes mercados del continente: Reino Unido y Alemania.

La presencia chilena de este año en Fruit Logistica fue especial por dos motivos: El mismo día que la feria abría sus puertas, Chile estaba firmando en Nueva Zelanda con otros once países el Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), que si bien los alcances para la fruta chilena son menores, dada la apertura económica del país, permitirá -por ejemplo-, que los limones chilenos puedan entrar a Japón con arancel cero inmediatamente sellado el acuerdo. Además, abre una nueva oportunidad para continuar el buen ritmo de los envíos chilenos. 

El segundo motivo es que la Asoex llegaba a Berlín a celebrar su 80º aniversario, reconociendo a personas y organismos que han sido claves en el desarrollo del sector frutícola chileno, una industria que sigue adaptándose a las necesidades de los mercados internacionales. Basta mencionar que 2015 fue un año en el que Chile vivió una temporada récord de los arándanos en China, donde fue importante las campañas de marketing dirigidas a los consumidores, pero también a los importadores y distribuidores. 

En Berlín quedó confirmado que los arándanos siguen su ruta de crecimiento en buena parte de los mercados. Hoy más que nunca se puede decir que existe una verdadera fiebre por este berry e incluso en Huelva, España, la fresa ya ha dejado de ser un monocultivo y el arándano es el protagonista de esta nueva revolución productiva, a la que se ha sumado México, país que sigue aumentando sus producciones. 

La industria frutícola chilena ha demostrado que no está al margen de lo que ocurre en los mercados internacionales, sea a través de las nuevas tendencias de consumo o del despegue (aunque en algunos casos aún tímidos) de nuevas plataformas de venta de frutas y hortalizas frescas, algo que está creciendo en mercados maduros como EE UU o Europa, pero también en otros mercados que están en pleno crecimiento, cual es el caso de China, como se ha visto en esta última edición de Fruit Logistica. 

EL COMERCIO ‘ON LINE’ SE MASIFICA EN LOS PRINCIPALES MERCADOS

Porque se aventuran cambios. Sí. Y con fuerza. Hay supermercados que están desarrollando servicios de entrega de productos frescos, el arribo de AmazonFresh a Europa ya no es una mera especulación y, sea cual sea la forma, la venta ‘on line’ de frutas y hortalizas se sigue multiplicando. Para ser más precisos, podemos echar un vistazo a unos datos:

Sólo en EE UU las ventas ‘on line’ de alimentos han pasado de US$5.000 millones en 2006, hasta los US$25.000 millones en 2014. Y según los datos aportados por Daniel Lucht, director global de investigación de Research Farm, para 2018 se espera que esa cifra alcance los US$60.000 millones. “Buena parte de esos US$25.000 millones corresponde a ventas registradas en Amazon”, precisa.

Otro mercado desarrollado es el canadiense, donde las ventas ‘on line’ de productos frescos ha experimentado un crecimiento de 1,5 veces e incluso en algunos casos se ha duplicado, si se comparan con datos de hace cinco años. En Europa, en tanto, es el Reino Unido donde más se ha desarrollado el comercio ‘on line’ de alimentos, con ventas que en 2014 llegaron a los 9.600 millones de euros, seguido de Francia (7.150 millones de euros), Alemania (2.540 millones de euros), España (890 millones de euros) e Italia (720 millones de euros). 

El caso de China es bien particular porque se trata del mayor mercado de comercio electrónico del mundo. Allí se puede vender y comprar de todo, incluso productos frescos, donde el principal actor es Yiguo, que hace dos años fue comprado por el gigante Alibaba. La compañía empezó comprando paltas mexicanas y cerezas y arándanos chilenos; pero ha ido aumentando su cartera de productos desde América Latina y otras regiones productoras. 

Pero este no es un modelo nuevo de negocio. Lo que sucede hoy en día es que existen muchos más consumidores interesados en comprar ‘on line’ todo lo que necesitan. 

Lina Matkasse es una emprendedora sueca que ideó una página web donde el consumidor podía ver una receta y encargar una bolsa con todos los ingredientes necesarios para preparar dicha receta. La idea tuvo éxito y en tres años tenía ya 62.000 suscriptores. A partir de allí, otras compañías han copiado el modelo en diferentes países. En Italia, Cortilia y Basko han tenido éxito en el comercio ‘on line’ de productos frescos con un modelo diferente. 

Lo mismo ha ocurrido con el sitio danés Aarstiderne, que suministra cajas de hortalizas orgánicas, gracias al apoyo de productores locales. Y también de Dinamarca es Saeson, que sólo ofrece frutas, hortalizas y hierbas aromáticas de temporada, apoyando así a la producción local. Y lo acompañan de un calendario donde el usuario puede ver qué producto está disponible en un determinado mes del año.  

Los ejemplos se multiplican a nivel global, donde es posible comprar alimentos con sólo unos cuantos clicks en el computador, tablet o smartphone. A los consumidores chinos no les tiembla la mano si se trata de comprar ‘on line’. Yiguo fue el portal de Internet que introdujo las paltas a China y debido a las promociones en la web, hoy en día es una de las frutas preferidas por los consumidores chinos. Y todo indica que lo seguirá siendo, sobre todo porque Yiguo además de venderla, se ha encargado de enseñar al consumidor cómo debe comerla. 

Lo mismo ha pasado con la Red Globe peruana que la última temporada estuvo a punto de saturar el mercado chino. “Es hora de que los productores peruanos de uva de mesa trabajen en la diversificación de variedades. Eso será clave en este sector los próximos años”, sostiene Víctor Sarabia, de Promperú, organismo que tiene claro que el comercio electrónico es una tendencia, sobre todo porque está llegando a consumidores jóvenes. Por ello es que dentro de los programas de capacitación y asistencia técnica están involucrando a jóvenes emprendedores para que desarrollen las ventas ‘on line’ de frutas y hortalizas y alimentos en general. 

PERÚ SIGUE CONQUISTANDO AMIGOS EN BERLÍN

Lo de Perú en Fruit Logistica es un constante crecimiento y  también un alza en los negocios, porque las conclusiones de Promperú es que durante los tres días de Fruit Logistica, las empresas peruanas presentes en la feria habían generado ventas por US$155 millones, superando así los casi US$130 millones que se habían logrado en 2015.  

Perú sigue haciendo amigos en Berlín, mostrando una oferta exportadora que incluye rubros tradicionales como la uva de mesa, palta, cítricos, espárragos y mangos, pero también fue un año en el que se ha confirmado el crecimiento del arándano. De hecho durante Fruit Logistica, Camposol –una de las mayores empresas del ‘agronegocio’ peruano- confirmó que 2015 ha sido un año de crecimiento, motivado en buena parte por los resultados del arándano, del cual esta temporada pronostican que la producción podría triplicarse y superar las 12.000 toneladas.  

Durante la feria se confirmó además que el poder agroexportador del Perú no sólo se circunscribe a las frutas tradicionales, ya que este año también hubo otras estrellas como el banano orgánico, el baby banano y el jengibre, éste último sigue ganando mercados, principalmente en Europa. “Es un producto de una calidad superior al que se produce en China y en países como Italia está subiendo su consumo. Debido a ello es que nosotros hemos ido aumentando el número de contenedores”, cuenta Franco de Panfilis, director comercial de Organic Sur, empresa italiana dedicada exclusivamente a la importación de productos orgánicos del hemisferio sur. 

El propio director de Fruit Logistica, Willfried Wollbold, indicó que “el crecimiento de las exportaciones peruanas a Europa ha sido impresionante y esta feria se ha convertido en una herramienta principal para ello”. Y las exportaciones también se están dirigiendo a nuevos mercados, como el nórdico y Europa del Este, donde han identificado buenas perspectivas de negocio.  

Perú sigue creciendo en Berlín, especialmente desde que fuese el país socio de la feria. En la edición de 2016 Promperú estrenó un stand de 515 m2, el más grande hasta ahora, que cobijó a más de 310 representantes del sector hortofrutícola. Y las previsiones de 2017 son más ambiciosas, ya que se espera que cuente con un nuevo stand, esta vez de 620 m2, que además de mostrar la oferta agroexportadora, seguirá llenado de alegría y buena gastronomía a todo aquel que lo visite, buscando productos convencionales y orgánicos. 

Y es que el comercio electrónico también ha tenido números azules con la producción orgánica. Incluso en 2015 los expertos apreciaron un crecimiento en la compra ‘on line’ de productos frescos orgánicos, especialmente en el Reino Unido. Y en la Red existen plataformas especializadas en este tipo de productos y otras que ponen en contacto productores locales con los consumidores como son Farmigo, Damado, Bonativo, Relayfoods o Hubbub.  

FRUTAS Y HORTALIZAS A LA SAGA, PERO CRECIENDO

En Fruit Logistica quedó en evidencia que el comercio ‘on line’ dejó hace tiempo de ser una moda para convertirse seriamente en una tendencia. Probablemente la compra ‘on line’ no se ha establecido en todos los productos alimentarios por igual y uno de los que ha ido con retraso son las frutas y hortalizas, pero precisamente es en este sector donde se prevé un gran potencial, principalmente porque hay consumidores, sin importar la edad, que ya no querrán ir al supermercado y encargarán sus frutas y hortalizas a través de la modalidad ‘on line’.  

Hace unos años Amazon sorprendía al mundo cuando entraba en el negocio de la comercialización de alimentos. Y lo hacía con nombre propio: AmazonFresh, con el que pretendía dejar atrás su pasado como librería ‘on line’. Inició sus operaciones en Seattle, con una flota especial de camiones y ya se ha extendido a otras ciudades de EE UU y también a varios países de Europa.  

Pero, ¿por qué Amazon decidió entrar en el negocio del producto fresco? “Básicamente por el tamaño del mercado, ya que esta es la categoría de productos más importante en todos los países y, por donde Amazon cree que puede estar el crecimiento futuro de la compañía”, responde Lucht, aunque también advierte: “Es el más complicado a la hora de obtener beneficios”.  

Y la aparición de AmazonFresh no ha sido una casualidad, porque en EE UU los productos frescos están teniendo una mayor importancia de la que tuvieron hace cinco años. Hay quienes dicen que las tiendas de barrio están desapareciendo en el mercado estadounidense, pero no están cerrando sus puertas precisamente porque el principal vector de compra son los productos frescos, no sólo frutas y hortalizas, sino también huevos, carnes o pescados. 

SOLUCIONAR CIERTOS PROBLEMAS DEL COMERCIO ‘ON LINE’ 

Quizás uno de los mayores inconvenientes a la hora de vender un producto fresco es la fecha de caducidad de ellos. “Debemos intentar no almacenar por mucho tiempo el producto”, sostiene Lucht. A eso se añade la variedad de productos, porque hay diferentes envases y tamaños de envases y opciones de marca. “En EE UU existen diferentes categorías de productos frescos que se pueden combinar entre sí, por ejemplo, en bandejas para obtener nuevos productos”, afirma sobre algo que ya se está haciendo en el mercado tradicional, mezclando diferentes variedades de uva, distintas especies de berries o incluso presentar un mix de hortalizas en una misma bandeja. “Eso es muy atractivo para el consumidor, sobre todo porque este tipo de productos entra por la vista”, apunta Mark Dawes, gerente de desarrollo de mercados de DuPont Teijin Films, una empresa que presentó en Berlín el film plástico Mylar®, que permite generar una cubierta desprendible, ideal para envasar fruta entera, cortada o ensaladas preparadas, que hoy son usadas por el supermercado inglés Sainsbury para embalar su fruta, incorporando llamativos mensajes.  

Además, el producto fresco en una plataforma ‘on line’ de comercio exige una mayor cantidad de mano de obra, principalmente porque se debe tener el producto preparado, quizás en una cesta, para despacharlo lo más rápido posible. “A menudo hemos notado la falta de personal especializado en estas tareas”, añade el experto de Research Farm. Asimismo, si un consumidor ve en un portal web un litchi, una pitahaya o un nergi puede que le entren ganas de comprarlo, pero si no sabe cómo prepararlo lo más probable es que no haga ‘click’ para añadirlo a la cesta de la compra. Por eso es que la estrategia de Yiguo, de enseñar al consumidor cómo comer una palta, fue fundamental para el crecimiento de su consumo.  

El otro factor que podría causar más de algún inconveniente es la logística y el aseguramiento de la cadena de frío, ya que para ofrecer una buena entrega de los productos se necesita controlar la temperatura de éstos desde que salen del almacén hasta que llegan a los consumidores. “El monitoreo de ello es un aspecto esencial, porque si el producto llega en malas condiciones el consumidor no querrá volver a comprarlo”, sostiene un especialista. 

EL PODER DE UN SMARTPHONE Y DE LAS REDES SOCIALES

En el mundo de hoy a un consumidor disgustado le basta tomar una fotografía con su Smartphone y subirla rápidamente a unas de las tantas redes sociales para manifestar su descontento. Y eso puede ser visto por cientos, miles o millones de personas en poco tiempo, algo que puede suponer un desprestigio para el supermercado o tienda en cuestión, pero también para el productor. Y eso ha supuesto que supermercados, tiendas especializadas o plataformas ‘on line’ estén siendo más exigentes con el producto que reciben. Es decir, la calidad ante todo.  

Pero si un cliente está satisfecho, repetirá la compra. Ya lo hacen en los supermercados, tiendas especializadas o tiendas de descuento. Y también se está viendo esta tendencia en las plataformas ‘on line’. “En AmazonFresh se ha visto que el cliente compra con más frecuencia a la semana, gastan cinco veces más e incluyen unos 25 productos en la cesta de la compra. Además, gastan un 90% más de dinero que el usuario medio de compras ‘on line’. Por ese motivo es que la categoría de alimentos quiere atraer a este tipo de consumidores, para que compren con más frecuencia y hagan un mayor gasto”, subraya el director de Research Farm.  

Y si el comprador quiere más información del producto que está comprando, puede obtenerla no sólo mirando la etiqueta, sino también echando un vistazo a su tablet o smartphone. Y precisamente en ellos ha pensado la cooperativa italiana especializada en manzanas Val Venosta, que recientemente ha lanzado un portal de Internet de todos los productores orgánicos de la compañía. Cada envase de manzanas que se ha comprado viene con el nombre del agricultor que las produjo. Entonces, el usuario sólo tiene que ingresar a biography.vip.coop, escribir el nombre y conocer en profundidad quién ha producido esas manzanas, ya sea Klaus Ausserer, Philipp Bauer, Anna Fent, Elisabeth Magitteri o Inge Pedross, entre otros.

LOS RETOS DE AMAZONFRESH

Si AmazonFresh se quisiese ampliar en el Reino Unido, se deberían asumir una serie de retos. El primero de ellos es la red de logística. “En EE UU la red está parcializada y esa es una de las claves porque el camino que hay entre el comprador debe ser el más corto posible”, sostiene Lucht. “Y eso también es importante por un tema de costos”, añade.  

En Alemania, a pesar del crecimiento que han experimentado las ventas ‘on line’, se presume una dura competencia con las tiendas de descuento, que aún tienen gran peso entre los consumidores. Pero lo que está claro es que los próximos lanzamientos serán en Múnich y Milán, nuevas puertas de entradas al Viejo Continente. 

Y si bien no hay que olvidar que el consumidor quiere calidad, éste también desea rapidez. “El consumidor que hace un pedido ‘on line’ a un supermercado sabe que lo recibirá rápidamente. El modelo de AmazonFresh es un tanto diferente, pero aun así tiene clientes fieles”, afirma Lucht. El futuro pasa por los datos. Gracias a ellos se está estudiando para determinar en qué momento el consumidor necesita determinados productos frescos en menos de una hora. Ese parece ser el objetivo.

Por ello Amazon ha pensado en los drones. Si bien en un inicio el anuncio de la compañía fue más bien visto como una estrategia de marketing, en Amazon se lo están tomando en serio y están estudiando modelos y usos para diferentes categorías de productos. Quizás más pronto que tarde los usuarios recibirán sus pedidos no con un mensajero que llame a la puerta, sino con un dron que aterrice en el jardín.  

Otro de los desafíos en el Reino Unido pasa por conocer cómo funciona el mercado de productos frescos para buscar proveedores. “Eso podría ser complicado, por ejemplo, en el caso de querer vender frutillas británicas, ya que los productores venden toda su producción a Tesco o Marks & Spencer y sería muy complicado arrebatarles el producto”, precisa. La opción pasaría por importar el producto, aunque de una calidad similar a la frutilla local, para no perder competitividad.  

En ese sentido, la idea de una plataforma de comercio electrónico ideada por Michael Boässon puede ser revolucionaria, sobre todo porque todo lo que implique esta forma de comercio está dirigida al consumidor final, quien desde el sofá puede hacer un pedido, pero Click4fruit pone en contacto al productor con el comprador, que puede ser un supermercado. 

El funcionamiento es sencillo. El comprador hace una oferta por la producción y ésta llega al productor. Si el productor la acepta, el comprador recibirá una alerta para confirmar la compra. Una vez confirmada, la transacción ya está hecha. Cuando el comprador realiza el pago, éste queda en un fideicomiso. Entonces es cuando el productor comienza a empacar. Para dar seguridad se realiza una inspección de la calidad y el embalaje que asegurará al comprador la calidad de lo que está comprando. Una vez el contenedor está en el barco, se hace efectivo el pago al productor.  

“Hacemos que la búsqueda y el comercio de frutas y hortalizas frescas sean fáciles”, afirma Boässon sobre un servicio que está abierto las 24 horas del día, los siete días de la semana. “Esto no es para que funcione localmente, sino que se trata de una idea de negocio global”, cuenta. Es decir, aquí se pueden conectar, por ejemplo, un comprador noruego que necesita arándanos porque en Noruega ha aumentado el consumo de berries  y de fruta en general como nunca antes lo había hecho, con un productor chileno. O productores europeos que, como se vio Berlín, siguen en la búsqueda de nuevos mercados, ya sea en América o Asia. “Empezamos por la producción fresca, pero estamos abiertos a las necesidades de nuestros clientes”, dice. 

Y MIENTRAS TANTO, EN LOS SUPERMERCADOS

Se ha hablado mucho de comercio ‘on line’ en Berlín. Es cierto. Sin embargo, las cadenas de supermercados también están mostrando sus cartas para no perder clientes. Y una de las cartas que se está jugando es la de la sostenibilidad, porque según Christian Gessner, del Centro para el Liderazgo Corporativo Sostenible (ZNU, en sus siglas en alemán), “la sostenibilidad puede ser divertida si se la considera como un aspecto positivo”.

Y eso, al menos, es lo que están considerando los supermercados alemanes. Se está hablando en alguno de ellos de la ‘semana de la sostenibilidad’. Por ejemplo, en ReWe había góndolas sólo con productos sostenibles y se informaba a los consumidores sobre qué es la sostenibilidad y por qué es importante. “En el caso de los chocolates las ventas aumentaron en más de un 200%, básicamente porque había alguien que informaba acerca de los proyectos de sostenibilidad que tenía una determinada compañía”, explica. Y eso, también sería posible en las frutas y hortalizas frescas, más aún cuando hay empresas comprometidas con ello. 

“Cuando se les informa de que hay productos sostenibles, los consumidores los buscan en los supermercados”, afirma Horst Lang, de la cadena alemana Globus. Aunque eso ocurre más en aquellos supermercados que están ubicados en zonas de mayor poder adquisitivo. El desafío, entonces, pasa por captar a aquellos clientes que viven en zonas más humildes.  

“Nuestro supermercado funciona mejor si todo lo que hacemos lo hacemos de forma eficiente”, afirma Wolf Tiedermann, de la cadena de supermercados alemana Lidl. “Si se imaginan cada día vendemos 310 pepinos en cualquiera de nuestras tiendas, estos deben ser llevados y transportados al cliente de forma eficiente”, subraya.  

Y quizás eso es lo que hace diferente a esta cadena de otras, porque la sostenibilidad no es vista sólo como una cuestión económica, sino también como una forma de protección de los trabajadores, del clima y el medio ambiente. “Queremos ser más eficientes y eso significa que queremos evitar el derroche y el despilfarro”, asegura. Para graficarlo, cuenta que en 400 tiendas usan luces LED, sobre todo en el sector donde están los productos frescos y también se han mejorado los aislamientos de las paredes exteriores y de las láminas del suelo de los supermercados. 

Hay otros que han puesto énfasis en los productos frescos, una de las principales preferencias de los consumidores de este nuevo siglo. Es el caso de Eroski, una cadena de supermercados del País Vasco. Poco a poco han ido renovando sus tiendas, apostando por los productos locales y frescos de temporada. Para ello, y dependiendo de dónde se encuentre el supermercados, trabajan con productores locales. Así es el modelo de tienda, que la compañía ha llamado ‘Contigo’, dirigida a los valores que guían los comportamientos de los consumidores de hoy en día. Pendientes de ellos, Eroski además ha renovado los servicios de compra a domicilio y compra ‘on line’. 

100% MARKETING PARA ELEVAR EL CONSUMO DE FRUTA

Sin embargo, hay una preocupación en Europa. Y es que el consumo de ciertas frutas ha disminuido en el último tiempo, pero hay otras, como los berries que siguen aumentando su cuota en los mercados. Preocupados por esto es que en Fruit Logistica se presentó ‘Freshness from Europe’, un proyecto financiado por la Unión Europea, el gobierno italiano y el Centro Servizi Ortofrutticoli (CSO) para promover y aumentar la conciencia en el consumo de frutas y hortalizas. El proyecto tiene el no despreciable presupuesto de 3 millones de euros.  

Y claro, la mejor forma de vender una fruta u hortaliza en un supermercado o en una tienda ‘on line’ es realizando una potente campaña de marketing. Dole ha apostado por la nutrición y salud para aumentar las ventas. Y si la cara visible de la campaña es el propietario de la compañía, David H. Murdock, ésta puede tener un efecto mucho mayor. Murdock, de 92 años es un convencido de que con una dieta sana, hacer ejercicio y tener un objetivo importante en la vida, es fundamental para vivir más y mejor. Y en eso, las frutas producidas por Dole en buena parte del mundo, tienen mucho que decir. Y Murdock, claro, tiene su propio objetivo: vivir hasta los 125 años.  

Para una buena campaña de marketing no hay mejor herramienta en el mundo de hoy que las redes sociales. Eso bien lo saben en Chiquita, que ha basado buena parte de la comunicación en el contacto a través de los consumidores tanto en Facebook, Twitter, Pinterest, Youtube e Instagram. Incluso han desarrollado la FanFun App, donde los consumidores puedes jugar online, bajar recetas y participar de promociones especiales. Los mismos pasos siguen las compañías que presentan nuevos productos, como el Enjoya, el primer pimiento bicolor. “Es la mejor forma que tenemos para estar en contacto con los futuros consumidores”, cuenta una representante de Terra Natura International, la compañía que ha desarrollado esta innovadora hortaliza. Los mismos pasos siguen cientos de compañías. 

Sea como sea, ‘on line’ u ‘off line’, el comercio internacional de frutas espera el repunte de Europa, tanto en cifras de consumo como de negocio. Nadie quiere perder terreno en un mercado que cada vez es más maduro y exigente. Y para eso sigue siendo fundamental el marketing, porque una buena campaña y bien diseñada acompañada, claro está, será sinónimo de éxito. 

 

Tome nota

Fruit Logistica 2017 se celebrará del 8 al 10 de febrero, en Berlín, Alemania.