Sinergia de potenciadores metabólicos en nogal

Luego de años de pruebas y ensayos, el consultor Matías Boris propone una estrategia para combatir el estrés en las plantas y aumentar el calibre de las nueces, entre otros beneficios. El uso de tres productos cuyos ingredientes principales corresponden a ácido monosilícico, extracto de plantas y carbonato de calcio nanopulverizado, tiene un efecto que es mucho mayor a la suma de cada uno por separado, afirma el especialista.

El año 2010 el consultor Matías Boris estaba de visita en un campo de nogales y uva pisquera, en el valle del Elqui. En este último rubro observó los buenos efectos de tres potenciadores de metabolismo y se imaginó que podían ser aplicados a la producción de nueces.

El ingeniero agrónomo comenzó a estudiarlos desde el punto de vista técnico y, a partir de 2012, a desarrollar su uso en nogales mediante ensayos de campo. Hoy ha llegado a la conclusión de que la utilización combinada de los tres insumos permite al nogal trabajar con menos estrés, aumentando su eficiencia, lo cual se traduce principalmente en un aumento del calibre de las nueces, pulpa de nuez y, por ende, de los kilos producidos por hectárea.

 

CÓMO ACTÚA CADA UNO DE LOS COMPONENTES DE LA ESTRATEGIA

La estrategia parte con dos aplicaciones al suelo, vía riego, de un ácido monosilícico, también llamado ortosilícico (nombre comercial: ZumSil; origen: EE.UU.), que ayuda al engrosamiento de las paredes celulares. A diferencia de un silicato o un óxido de silicio, explica Boris, el ácido monosilícico hace que la planta pueda absorber este elemento de inmediato. Su acción, especialmente a nivel de estomas, evita deshidrataciones violentas y en general permite al árbol trabajar de manera más cómoda en condiciones de altas o bajas temperaturas, viento o déficit hídrico. Además, facilita la exploración de las raíces en el suelo y mantiene los nutrientes disponibles para la planta. Al fortalecer las paredes celulares, dificulta la penetración de hifas de hongos e insectos picadores-chupadores.

El programa continúa con –la utilización de los otros dos productos en aplicaciones foliares que se realizan junto con la 1ª, 2ª, 3ª, 4ª y 5ª contra polilla.

Uno de ellos corresponde a un biocatalizador formado por extractos de plantas silvestres (nombre comercial: ComCat, origen: Alemania), sobre todo de la familia Caryophyllaceous, que optimizan el uso del oxígeno por parte del árbol, gatillando la liberación de la coenzima NADPH+ y de ATP (adenosin trifosfato) e induciendo mecanismos de resistencia. Ello se traduce, aclara Boris, en una más rápida síntesis de energía y movilización de los elementos que contribuyen al desarrollo de la nuez. Asimismo, activa las defensas vegetales frente a enfermedades o amenazas ambientales, –como déficit hídrico, por ejemplo (apoyando el aporte del ácido silícico)–, complementa el desarrollo de calibres más parejos y contribuye a un mayor peso.

El tercer componente de la estrategia corresponde a carbonato de calcio nanopulverizado (nombre comercial: LithoVit, origen: Alemania), fertilizante natural que permite emular al aire libre el uso ya ampliamente conocido de anhídrido carbónico (CO2) para incrementar la productividad bajo invernadero. De acuerdo al fabricante, las partículas del producto penetran a través de los estomas y se rompen dentro de las hojas, desprendiendo CO2 para estimular los procesos de fotosíntesis y fotorrespiración.

Cuando se cierran estomas debido a las altas temperaturas de noviembre en adelante, describe el ingeniero agrónomo, la planta utiliza el carbono del compuesto nanopulverizado para continuar sus procesos, aumentando horas de trabajo que se reflejan al final de la temporada.

Los tres productos generan reacciones complementarias para mejorar la eficiencia, así como para enfrentar estreses bióticos y abióticos, con un impacto sinérgico, afirma Matías Boris, mayor que la suma de los efectos de cada uno por separado. Adicionalmente, se trata de insumos con certificación para uso en agricultura orgánica.

Boris agrega una advertencia importante: del mismo modo que favorecen el comportamiento de los árboles, estos potenciadores metabólicos incrementan el desarrollo de las malezas. Se trata de un factor a considerar para el control de las mismas.

 

RESULTADOS OBTENIDOS Y PROYECCIONES ECONÓMICAS

La figura 1 muestra la curva de crecimiento de nueces en un ensayo efectuado en un huerto de la variedad Serr en el valle de Aconcagua. En una hectárea se estableció un diseño experimental al azar tomando 25 plantas. Se compararon nogales sin tratamiento versus nogales que recibieron un programa que contempló el uso en tres oportunidades (fines de octubre, 10 de noviembre y enero, en etapa de mitad de desarrollo del calibre) de:
-1 litro se ZumSil vía riego.-1 litro de Zumsil + 100 gramos de ComCat + 1 kg de LithoVit + 2 litros de Algaxil, vía foliar.

Algaxil es un fertilizante líquido basado en algas, contiene azúcares y pequeñas concentraciones de fitohormonas.

Las tomas de muestras se enfocaron en los ápices de cada rama para obtener el dato de los frutos con mayor índice de crecimiento.

En la figura se observa cómo a partir de la cuarta medición (29/12/2015) el diámetro de los frutos bajo tratamiento supera al de los árboles usados como testigo. Ello se debe, remarca Boris, “a la mejora sustancial en algunos factores que influyen directamente en el aumento del calibre de los frutos, como aumentar la tasa fotosintética, favorecer la disponibilidad de agua y de los nutrientes para la planta, como también la aplicación de pequeñas cantidades de fitohormonas”.

Los resultados obtenidos (cuadro 1) muestran que la aplicación de los productos mencionados aumenta el diámetro de los frutos de nogal. Existen diferencias significativas en cada uno de los puntos de muestreo comparando el testigo frente al tratamiento. Para el punto de muestreo A tenemos una diferencia de crecimiento de 5,9 mm, con un 26,1% de aumento; para el punto B, 1 mm y 4,3% de aumento; para el punto C, 5,2 mm y 24,5%; para el punto D, 7, 5 mm y 34,2%. El diámetro promedio inicial para todos los frutos del testigo fue de 16,9 mm. frente a 17 mm del tratamiento, por lo tanto, no existe una diferencia significativa en este aspecto.

Los registros indican que el peso unitario de las nueces puede aumentar hasta 4 gramos, pero la cifra depende de diversas variables, precisa el profesional. En ningún caso los potenciadores de metabolismo reemplazan a los fertilizantes ni eximen de un buen manejo agronómico, especifica.

“Dentro de los factores más influyentes del precio de las nueces está la composición del calibre, por lo que su aumento mejora considerablemente el volumen de fruta exportable ya que generalmente las nueces que se exportan son de calibre 30 mm y superiores”, agrega el especialista.

“En la última temporada hubo entre un 7 y un 15% de calibres inferiores a 30 mm, lo que se transfiere a una gran pérdida de peso para el huerto. En cambio con la estrategia de potenciadores de metabolismo se observó prácticamente un 95% de calibres sobre 32 mm. En peso significa llegar a 13-14 g/unidad contra 8-11 g/unidad. En producción total son 800 a 1.300 kg más/ha”.

El experto en nogales se explaya sobre lo que estos resultados involucran a nivel productivo y económico:

“La cuenta que yo he podido sacar, es que podemos llevar un huerto de 5.000 kg/ha, a subir a 5.900 kg/ha. A un precio marginal de 2 dólares, son 1.800 dólares/ha a un costo del orden de US$420/ha. O sea, la estrategia se paga. Sin embargo, el programa debe ser regulado de acuerdo al historial productivo del huerto, y será diferente si el rendimiento promedio ha sido de 3.000 kg/ha, por ejemplo. Por otra parte, hay que respetar las dosis y las fechas de aplicación para lograr el efecto. Si se recomienda una estrategia para un cierto umbral productivo, no puede aplicar el doble, porque la planta se pasa de revoluciones, por decirlo en forma sencilla, y el resultado será totalmente adverso”.

Para Matías Boris, lo ideal es aplicar la estrategia todos los años, y la considera válida tanto para huertos de alta producción como para aquellos que presentan problemas de decaimiento o que no alcancen los rendimientos esperados.

LOS BENEFICIOS DE UNA PLANTA QUE “TRABAJA RELAJADA”

Una de las razones que inicialmente llevó al profesional a probar la estrategia, fue la observación de los huertos de nogales ubicados en sectores más cercanos a la costa. “En esas zonas las temperaturas son mucho más reguladas, las plantas sufren menos estrés en todo sentido (salvo en áreas que riegan con aguas más salinas). Allí siempre hemos tenido mayor cantidad de frutos por punta de flor y mejor color. Pensé entonces en ocupar estas herramientas antiestresantes para atacar la deshidratación, potenciar las raíces, contrarrestar el cierre de estomas, aumentar la eficiencia en los ciclos de fotosíntesis, concentrar la energía en la obtención de calibre. Y tuvimos una tendencia beneficiosa adicional en color y llenado. Incluso en predios en Salamanca, Ovalle, Catemu, en la fuerte sequía de 2014, donde se llegó a regar en un 30 a 50%, en árboles con 43°C, pero se sacaron nueces de muy buena calidad”.

La figura 2 muestra lo ocurrido con la distribución de calibres en la variedad Chandler en tres campos que usaron la estrategia, ubicados en zonas diferentes, versus un promedio de productores de la 4ª a la 7ª Región que no utilizaron los productos, cuyo volumen de producción representa un 5% del total nacional. El efecto positivo es claro tanto en un año complejo por la sequía (2015), como en un año de recuperación (2016).


En cuanto a la posibilidad de recurrir a productos comerciales alternativos, Matías Boris señala la existencia de silicatos y óxidos de silicio, pero debe considerarse que el paso del anhídrido silícico (SiH2) a la forma asimilable por las plantas (ácido ortosilícico, H4SiO4) puede demorarse entre 1 y 6 meses luego de la aplicación. Indica no tener antecedentes de opciones parecidas a los productos utilizados de extractos de plantas y carbonato de calcio nanopulverizado, no obstante, subraya que “las alternativas siempre son buenas para competir y que el agricultor tenga herramientas en la toma de decisiones”.

En las próximas temporadas, el consultor planea continuar las evaluaciones y la analítica para determinar aspectos como ajustes a la curva de demanda para producciones sobre 8 t/ha, utilización en el control del añerismo y eventuales reducciones en determinados nutrientes, entre otros.

Recomienda a los productores interesados conocer la estrategia antes de extenderla al campo completo, empezar con una prueba y sacar sus propias conclusiones. Luego de adquirir experiencia, añade, podrán ver cómo esta herramienta marca un cambio incluso “más allá de lo que yo estoy planteando”.

Finalmente, el ingeniero agrónomo sintetiza la lógica que subyace a la estrategia propuesta:

“El foco está en hacer que la planta trabaje más, que sea eficiente energéticamente, y lo logre relajadamente, protegida contra el estrés de distintas fuentes. El resultado que se busca de manera prioritaria es lograr frutos más grandes, con mayor peso. Se puede subir un 20% la producción por hectárea contando con la misma cantidad de nueces por árbol. Así lo demuestra nuestra experiencia de los tres últimos años. Gracias a las condiciones en que trabaja el árbol, esas nueces serán de mejor calidad, más blancas. Lo que a todos nos interesa es tener un huerto que no esté estresado, que sea vigoroso, que produzca las mejores calidades de nuez. Ese es el mejor negocio para el productor”.