Poscosecha de palta. ¿Disponemos de tecnología para exportar palta a mercados distantes?

Los destinos de la palta han cambiado. El peso de EE UU es cada vez menor para la fruta chilena y Perú se centra en los envíos a Europa y Asia. Se trata de mercados más lejanos que, por ende, suponen un desafío técnico desde el punto de vista de la poscosecha.

 

Por Bruno Defilippi, Raúl Ferreyra, Sylvana Soto, Sebastián Rivera, Gabriel Sellés, INIA Chile.

 

Los mercados lejanos de Medio Oriente y Asia están siendo cada vez más relevantes para la exportación de fruta, y la palta no es la excepción a esta tendencia. Pensando en este dinamismo de las exportaciones, INIA Chile viene trabajando con el envío de palta Hass a mercados distantes por más de quince años, tanto relacionando de qué manera los factores de precosecha (clima, suelo y manejo) pueden afectar el comportamiento de postcosecha de la palta, así como en establecer metodologías de segregación de los mercados de destino en función de este comportamiento y adaptar las tecnologías de postcosecha a estos requerimientos.

Hay que tomar en cuenta que hasta el año 2011 el mayor destino de la palta chilena era Estados Unidos, lo que significaba tiempos de viaje de la fruta de entre 20 y 35 días hasta el momento de consumo, Hoy en día, la mayor parte de la fruta va a mercados distantes, figurando Europa seguido de Asia como los más relevantes (Figura 1), por lo que la fruta debe preservar su calidad por períodos de tiempo más largos. Para el mercado chino, por ejemplo, la palta debe ser expuesta a frio durante almacenamiento y transporte por más de 50 días.

¿CUÁNTO DURA LA PALTA EN ALMACENAMIENTO EN FRIO?

Es bien sabido que la palta no se puede almacenar en frío por largos periodos, y en general su vida media varía entre de 30-50 días de acuerdo a la zona de cultivo (clima), manejo de precosecha y tecnología de postcosecha utilizada.

Según trabajos realizados por INIA Chile, entre 2009 y 2013, las frutas de huertos plantados cerca de la costa tienen una vida útil más corta que los huertos que están más en el interior. Esta diferencia de potencial de almacenamiento podría estar relacionado con la menor demanda atmosférica que hay en la costa que puede estar influyendo en la velocidad de absorción de calcio por la planta, que principalmente es por flujo de masa, y, por lo tanto, dependiente de la tasa transpiratoria. Por otra parte, también la menor vida útil de la fruta de la costa podría estar relacionada con los días transcurridos entre floración y cosecha (edad de la fruta). La fruta de la costa demora 50 días más que la de la zona media interior en alcanzar 23% de materia seca (M.S.), de esta forma los días transcurridos entre floración y cosecha en las zonas costeras pueden superar los 450 días (Figura 2).

La Figura 2, arriba muestra la fecha a la que el fruto alcanza 23% de M.S. para una zona interior y otra costera. La zona costera corresponde a la localidad de San Antonio (140m.s.n.m.) y la zona interior a la localidad de Llay LLay (550 m.s.n.m.). La figura de la derecha muestra el efecto de la altitud sobre la duración del período floración a cosecha. Cada punto corresponde a promedio de 50 frutos y efecto de la altitud en los días de floración a cosecha.

 

¿EL CONTENIDO DE ACEITE O MATERIA SECA ES GARANTÍA DE CALIDAD Y DURABILIDAD DE LA FRUTA?

No necesariamente. La fruta con un contenido de aceite de entre 9-11% (o 23% de materia seca) tiende a presentar una mejor duración de postcosecha que fruta cosechada más tardíamente, con un porcentaje de aceite mayor entre 13-14% (o materia seca de 30-33%), cuando provienen de huertos bien balanceados en su manejo. No obstante, si el campo está desbalanceado en variables como déficit hídrico o nutricional u otros factores, la fruta igual va a tener una mala postcosecha aunque su contenido de aceite sea el teóricamente más adecuado. Si algo hemos aprendido en los últimos años ha sido mirar a nivel de cada huerto. Hay productores que creen que alcanzando un 9% de aceite, la palta va a durar 50 días sin problemas, y se ha visto que esto no es tan así, sólo se está garantizando el nivel mínimo de aceite para ser aceptable por el consumidor.

 

¿QUÉ FACTORES DE PRECOSECHA AFECTAN LA VIDA UTIL DE LA FRUTA EN ALMACENAMIENTO EN FRIO?

Los factores más importantes son la concentración de calcio en la fruta al momento de cosecha, la concentración  de nitrógeno en la fruta a cosecha, los días de floración a cosecha, el contenido de materia seca y la relación N/Ca en pulpa. La fruta que presenta niveles de Ca en pulpa superior a 0,06%; niveles de N inferiores a 1,1%; fruta con menos de 360 días entre floración y cosecha y materia seca inferior a 27% presenta una alta probabilidad de tener una buena postcosecha.

 

¿ES NECESARIO APLICAR CALCIO PARA MEJORAR LA DURABILIDAD DE LA FRUTA EN POSTCOSECHA?

El calcio es importante aplicarlo cuando en el suelo este elemento es deficitario. Sin embargo, en suelo con adecuado contenido de calcio las aplicaciones de calcio foliar y al suelo no aumentan el contenido de calcio en pulpa. El calcio generalmente está en niveles adecuados en el suelo, pero puede ser deficiente en la fruta ya que la absorción de calcio y su distribución se ve afectada por otros factores. Un factor que afecta el movimiento del calcio es el flujo de agua. El calcio se mueve de las raíces hacia la fruta y las hojas en el xilema, y la tasa de movimiento se ve afectada por la velocidad de movimiento del agua, que es a su vez depende de la transpiración. La disponibilidad de agua en el suelo afecta a la transpiración por lo que una situación de estrés hídrico restringe el movimiento del calcio, debido a la disminución de la transpiración provocada por un cierre de las estomas. Otro factor que afecta la llegada de calcio a la fruta es la relación hoja/fruta. Las hojas, tienen una tasa de transpiración mayor que la fruta desviándose el calcio hacia las primeras. Por lo tanto, la relación hoja a fruta se vuelve importante para el abastecimiento de calcio al fruto. Mientras más hojas hay en relación a las frutas, más calcio se dirigirá hacia ellas en lugar de la fruta.

 

¿LA ATMOSFERA CONTROLADA SOLUCIONA ESTE PROBLEMA?

La atmósfera controlada ayuda bastante, y por lo tanto es la principal tecnología que complementa el uso debaja temperatura. Sin embargo, sobre 40 días de almacenamiento el efecto huerto (clima, suelo y manejo) empieza a tener bastante importancia y la atmósfera controlada no soluciona o deja latente estos problemas. Además, es importante recordar que la atmósfera controlada sólo tendrá un efecto mientras la fruta está dentro de un contenedor, y por lo tanto retrasos al momento de consolidar la carga, o posteriores en el mercado de destino, sólo disminuirán la efectividad de la tecnología y deben ser considerados para su óptimo uso.

 

¿POR QUÉ ESTÁN APARECIENDO PROBLEMAS DE PUDRICIONES EN LA FRUTA EXPORTADA?

El mayor tiempo de almacenaje de la fruta para llegar a destino, 50 días o más, por ejemplo, Europa y Lejano Oriente, favorece el desarrollo y expresión de pudriciones de postcosecha, que en periodos de almacenaje más cortos no se alcanzan a presentar. Las principales enfermedades que se comienzan a manifestar frente períodos de almacenaje más largos son antracnosis (Colletotrichumgloesporium (Penz.) Penz.and Sacc) y otros hongos asociadas a la zona peduncular del fruto. En general estos problemas se observan con mayor frecuencia en fruta de zonas costeras. En estas zonas es importante planificar los huertos de manera de poder hacer aplicaciones de fungicidas durante el crecimiento de la fruta, sobre todo en épocas de precipitaciones y presencia de rocío. Otras medidas adecuadas son eliminar ramas no productivas o con daños al interior de la copa y recoger el material de poda que queda en el campo, para evitar la diseminación del inóculos.

En la actualidad INIA Chile está realizando ensayos de aplicación de cobre a la fruta durante su desarrollo, se han probado fungicidas a base de cobre, tales como hidróxido de cobre, óxido cuproso y Caldo Bordelés. Aunque estadísticamente no existen diferencias entre las fuentes de cobre utilizadas, el hidróxido de cobre tiende a presentar una incidencia menor de pudriciones. Luego en una segunda temporada (2015-2016), de menor incidencia, se probaron diferentes dosis de hidróxido de cobre.

El INIA Chile ha venido en los últimos años generando conocimiento y estrategias tecnológicas para lograr la preservación de la calidad y condición de la palta destinada a mercados lejanos. Estás tecnologías pasan por la segregación de la fruta, que cumpla con condiciones nutricionales y ambientales apropiadas y tecnologías de almacenaje en poscosecha, como el uso de atmósfera modificada.