Proyectos FIA: USO DE ENERGÍAS RENOVABLES NO CONVENCIONALES

Los ministerios de Agricultura y Energía firmaron un convenio para realizar un concurso que facilite el autoabastecimiento energético a los productores del sector agroalimentario y forestal. A través de la FIA, se reciben postulaciones hasta el 10 de julio. La iniciativa podría repetirse todos los años.

A mediados del mes de mayo, el gobierno presentó una nueva agenda de energía de siete puntos. En el tercero de ellos –Desarrollo de Recursos Energéticos Propios- buscará fortalecer la presencia de las energías renovables no convencionales (ERNC). En cifras, el objetivo consistirá en que el 45 % de los nuevos proyectos construidos en los próximos once años provengan de estas fuentes, para lograr que, en total, las ERNC correspondan al 20 % de la matriz energética el año 2025. De esta manera, se cumpliría con lo establecido por la Ley 20.698 de 2013. 

Con la Agenda de Energía, las autoridades proponen mejorar la competencia de las ERNC (solar, eólica, mareomotriz, biomasa, pequeñas centrales hidroeléctricas) frente a las vinculadas a los combustibles fósiles, y así también fomentar la generación energética para el autoconsumo.  

“Tenemos que sacar partido a las condiciones geográficas del país, para potenciar su desarrollo e incentivar la innovación tecnológica en esta área. Sólo así podremos diversificar la matriz”, declaró el ministro de Energía, Máximo Pacheco, en la presentación del documento. A lo que Héctor Echeverría, director ejecutivo de FIA, agrega: “El buen acceso a recursos renovables (sol, agua, viento, agua, biomasa y geotérmica), promueve y fomenta el reemplazo de fuentes convencionales por fuentes renovables, convirtiendo el uso de ERNC en una oportunidad de aumentar la competitividad del sector agroalimentario y forestal, al reducir su huella de carbono y los costos energéticos asociados a los sistemas productivos”. 

De esta manera, señala la política energética del gobierno, las ERNC representan una oportunidad para promover el acceso a una energía limpia y eficiente en las zonas extremas y aisladas. Y es que en la actualidad persisten numerosas localidades sin conexión a una red eléctrica, cuyo suministro eléctrico depende de generadores a diesel, lo que conlleva asumir un alto costo de la energía.  

En este contexto, la agenda busca reimpulsar el uso de instrumentos de apoyo a la pre inversión y al acceso a financiamiento para proyectos de ERNC. Y es ahí donde FIA tendrá un importante rol, en especial con la convocatoria al concurso “Proyectos de Inversión para la Innovación en Energías Renovables No Convencionales para el Sector Agroalimentario y Forestal”, lanzado a comienzos de año. 

“La motivación para incorporar y masificar las ERNC en el sector agroalimentario y forestal dice relación con los altos costos de la energía, que afectan la competitividad de todos los sectores económicos, considerando que la mayor parte de los productores son pequeños y medianos.  Se suma a esto que, dada la incipiente implementación de proyectos de ERNC en el sector, existe desconocimiento sobre las tecnologías, su desempeño y costo bajo condiciones locales, además de sus beneficios tanto económicos como sociales, lo que dificulta la posibilidad de replicación”, explica Héctor Echeverría.

BASES DEL CONCURSO

Las iniciativas que postulen deben desarrollarse sobre sistemas productivos en funcionamiento y proponer soluciones que contribuyan a resolver los problemas identificados en éstos, para mejorar su eficiencia productiva y económica. Los proyectos se tienen que centrar en el autoabastecimiento energético (se pueden vender los excedentes a terceros) y satisfacer parcial o totalmente el abastecimiento, y tener algún grado de innovación en cuanto al uso de las ERNC en los sistemas productivos. Sin embargo, no pueden considerar la ampliación o modificación de un sistema cuyo funcionamiento ya se realice sobre la base de energías renovables no convencionales.  

Entre los medios de generación que se pueden incorporar a las propuestas están los biodigestores, secadores solares, sistemas eólicos, bombas geotérmicas de calor, sistemas de cogeneración y calderas que utilicen biomasa, colectores solares térmicos, paneles fotovoltaicos y mini centrales hidroeléctricas de paso. 

La convocatoria se realiza bajo la modalidad de participación de un ejecutor en acuerdo con un único proveedor. El ejecutor es la persona natural o jurídica que postula a la convocatoria y que deberá tener inicio de actividades en el Servicio de Impuestos Internos, en un giro de naturaleza empresarial relacionada con el sector agroalimentario y forestal. En tanto, el proveedor es la entidad a cargo de llevar a cabo el proyecto y deberá poseer experiencia en el desarrollo, implementación y operación de sistemas energéticos en base a energías renovables de pequeña y mediana escala. 

Tanto los ejecutores como los proveedores podrán ser personas naturales mayores de 18 años, que posean la calidad de empresarios individuales, o bien empresas nacionales. Aquellos que han sido beneficiados por INDAP en proyectos de energías renovables, que hayan sido bonificados por la Ley 18.450 de fomento al riego o que mantienen situaciones pendientes con FIA, no podrán postular.  

El aporte máximo de FIA será de $100 millones por proyecto. Beneficiará con financiamiento del 20 %, 40 % y 65 % del valor total de cada iniciativa realizada por los postulantes, según tengan ventas anuales sobre UF 100 mil, entre UF 25.001 y UF 100.000, y hasta UF 25.000, respectivamente. 

Más información en www.fia.cl