Efectividad y momento de aplicación de Rugby 200 CS en el control del nematodo de los cítricos

En Chile Tylenchulus semipenetrans corresponde a una de las plagas de mayor importancia en los cítricos. Produce la enfermedad conocida como “decaimiento lento”, en que a medida que la población de nematodos se incrementa en el suelo, el vigor de las plantas va disminuyendo.

Por Erwin Aballay, M.S. Ph.D. Ingeniero agrónomo, Universidad de Chile.

Contribuciones de Sandra Caimanque.

 

Este nematodo se encuentra distribuido desde la provincia de Tarapacá hasta Colchagua, siendo las regiones Metropolitana y VI las de mayor incidencia. Se estima que el 70% de las plantaciones tanto de limoneros como de naranjos, se encuentran infestados.

T. semipenetrans es una especie semi endoparásita(sólo la porción anterior de su cuerpo se encuentra inmersa dentro de la raíz) con un estado infectivo (j2) y una hembra adulta sésil (inmóvil).

Dentro de los prinicipales géneros y/o especies de nematodos fitoparásitos presentes en cítricos en nuestro país se pueden mencionar: Meloidogyne incognita, Pratylenchus, Xiphinema americanum s.l, Criconemella, siendo el más importante T. semipenetrans.

En general, el nematodo de los cítricos tiene un estrecho rango de géneros hospederos, de los cuales la mayoría son cítricos y sus híbridos. Existen también plantas no cítricas consideradas como hospederas, de las cuales las más importantes son la vid, el olivo y el Kaki.

En Chile una parte importante del control de este nematodo se realiza con nematicidas, los cuales se aplican desde primavera hasta pleno verano en la zona central, realizando normalmente una aplicación. Esto puede producir diferencias importantes en la efectividad de los tratamientos, al variar las temperaturas y el estado fenológico de la planta. Es interesante destacar que para bajar las poblaciones frontales es indispensable utilizar productos que no dejen residuos en la fruta.

 

Síntomatología

En las raíces se observa una excesiva acumulación de tierra que permanece pese al lavado con agua, éstas adoptan color negruzco, apariencia de “raíces sucias”, franco estado de pudrición y desprendimiento de corteza (Imagen 1).

Imagen 1.- Principal síntoma de raíz infestada por T. semipenetrans: Apariencia de "raíz sucia".

 

En la parte aérea se destacan la falta de vigor, clorosis, muerte de ramillas terminales, defoliación, disminución del tamaño de las hojas, del número de flores y calibre de los frutos, lo que se traduce en un bajo rendimiento (Imagen 2).

Imagen 2.- Síntomas en la parte aérea: Falta de vigor y clorosis.

 

Diagnóstico

Los síntomas son normalmente confundidos con problemas de manejo del huerto, tales como: déficit hídrico, anoxia radicular, pudrición de raíces, entre otros. Es por esto que se hace necesario complementar lo observado en la parte aérea con una revisión de la sintomatología en raíces, realizando análisis de suelo en forma periódica para detectar la presencia de nematodos fitoparásitos y efectuar un seguimiento de las poblaciones.

Hoy en día el análisis y la calidad de la muestra influyen en un correcto diagnóstico del problema nematológico. En base a esta necesidad, el Laboratorio de Nematología de la Universidad de Chile junto a FMC y COPEVAL han desarrollado un servicio de muestreo y análisis nematológico que asegura altos estándares de calidad tanto en la toma y transporte de la muestra, como en su procesamiento y análisis.

 

Control

Productos como Rugby, en sus dos formulaciones (200 SC y 10 G), actúa sobre el organismo de los nematodos por contacto e ingestión y no es absorbido por la planta, de modo que no existe riesgo de residuos en la fruta.

Uno de los factores de mayor incidencia en la efectividad de los tratamientos tiene que ver con la época de aplicación, ya que en ésta se conjugan el desarrollo radical y la actividad de la plaga. Generalmente, se trata de hacer coincidir el crecimiento de raíces de primavera-verano y/u otoño con los tratamientos, y la época de mayor actividad parasítica del nematodo, que en el caso de T. semipenetrans, requiere de mayores temperaturas del suelo que otros fitoparásitos.

Las hembras penetran raíces de 4 a 5 semanas de edad hasta un máximo de 9 semanas, es por esto que las estrategias de control apuntan a un tratamiento entre 4 y 9 semanas posteriores al flush radicular, con aplicaciones en Diciembre–Enero. Es por esto que se hizo necesario plantear la siguiente hipótesis: la efectividad del control varía de acuerdo a la época de aplicación.

En un estudio realizado en la localidad de Mallarauco con el nematicida Rugby 200 CS en limoneros var. Eureka sobre portainjerto Citrus macrophylla, se realizaron aplicaciones de Rugby200 CS en Octubre Noviembre y Diciembre y se evaluó el porcentaje de control del segundo estado juvenil (j2) de T. semipenetrans previo a la aplicación y a los 30, 60 y 120 días posteriores. El efecto de los distintos tratamientos se evaluó sobre la densidad de población del estado j2 de T. semipenetrans y la población de nematodos no fitoparásitos.

Gráficos 1, 2 y 3: Porcentajes de control de aplicaciones en octubre, noviembre y diciembre a los 30, 60 y 120 días despues de la aplicación (DDA).

 

De acuerdo a los datos obtenidos del estudio (gráficos 1, 2 y 3), se pudo concluir que:

1. Respecto a los productos evaluados, los mayores porcentajes de control fueron logrados por Rugby 200 CS.

2. El porcentaje de control de Rugby 200 CS fue superior al del testigo químico y biológico en todas las épocas de aplicación evaluadas

3. La época de aplicación de Rugby 200 CS en donde se obtuvo el mayor porcentaje de control corresponde al mes de diciembre, llegando a obtener un 99% a los 120 días después de la aplicación.